Ayer fue un día abundante porque me desperté prontito y disfruté de mis procesos abundantes.

Porque como cada día, disfruté de un abundante y delicioso desayuno. Poffertjes creo que se llaman y son como pequeñísimas tortitas que se comen con chocolate y nata, pero yo me deleité acompañándolos con sirope y plátano. Mmmmm…

Porque el dinero sigue creciendo en mi cuenta.

Porque había un sol maravilloso y disfruté en la hamaca del calorcito.

Porque hice un Facebook live que disfrute muchísimo, tuvo miles de visualizaciones y se compartió por la red más de 30 veces!

Porque hubo una tremenda fiesta en Vidaes con 50 niños de un cole riéndose y aprendiendo a entender sus emociones; con todo el equipazo Vidaes cuidando todos los detalles, haciendo que fuera un éxito y retransmitiéndome lo que estaba pasando. Gracias Johana, Malena, Majo y Jenny!!!

Porque me fui por la tarde en mi bici con mi sensación de estar en vacaciones en verano y fui a comprar materiales para hacerme unas lámparas para mis futuros vídeos.

Porque me siento abundantemente viva cuando monto en bici. Pasé por un barrio muy rico de Den Bosch y disfruté la vista de mansiones inmensas y preciosas.

Porque disfrutamos de una cena deliciosa y abundante.

Porque disfrutamos de abundantes risas antes de irnos a dormir.

Fue un día abundante!

¿Y el tuyo?

Cuéntanos

Un abrazo

Alicia

PD: ¡Feliz día de la felicidad!

PD2: Únete a la celebración a las 14:30h en el Facebook de Vidaes Bienestar