Han sido un par de días abundantes.

He disfrutado de un sol abundante, de una relajación inmensa, de un estado de felicidad tal que casi no podía aguantarlo. Como me gustó eso :). Los momentos más felices de mi vida han sido en la playa. Tiene un no se que que qué se yo…
He disfrutado de la abundancia de no hacer nada, de lograr que mi único objetivo sea disfrutar, y lograrlo un poco más con cada respiración. Andar sobre arena crujiente! Habéis probado eso? Que Alegría me da saber que hay abundantes regalos que puedo usar para hacerme feliz.
Y disfruté de mi abundante torrija con fresas y plátano. Deliciosa!
Y juegos con mis sobrinos.
Y me fui de compras y encontré 5 camisetas a un precio maravilloso.
Y siento la abundancia de escribir esto desde el metro de Madrid, donde tengo la certeza de que este momento es igualmente perfecto que ese en la playa.
Y que abundante me sentí volviendo a madrid sin atasco, comiéndome un bocadillo de boquerones en vinagre con patatas fritas de bolsa.
Abundante abundancia!

¿Y el tuyo?

¡Cuéntanos cómo te fue!

Un abrazo

Alicia

PD: Perdón por el retraso!

PD2: Y gracias por estar ahí, compartiendo abundancia