Ayer fue un día abundante

Porque hizo un día estupendo aunque hizo fresquete.

Porque terminé muchas cosas que tenía que hacer.

Porque trabajé con buenas vistas: mi amor delante de mi haciendo chistes .

Porque recibí 2 reseñas de 5 estrellas en Amazon y sé que hay más en camino!

Porque mi precioso gatito me enseñó lo que es abundancia de relax y gustito. Es el mejor en eso.

Porque compré un billete de avión para ir a Helsinki en el solsticio de verano. Patrick tiene que trabajar allí esa semana, y yo no quiero perderme el día en el que el sol no se pone. Me quedaré en el hotelazo con Patrick entre semana y para el fin de semana nos hemos reservado un Airbnb muy acogedor.

Porque después de trabajar arreglamos el jardín y lo dejamos precioso. Listo para seguir trabajando en él. Es muy divertido trabajar con él porque siempre me hace reír ¡Estoy abundantemente enamorada!

Porque cenamos sobras deliciosísimas, lo que quiere decir que había abundante variedad y 0% de trabajo.

¡Fue un día abundante!

¿Y el tuyo?

Cuéntame

Un abrazo

Alicia

PD: Acabo de recibir un mail que me hace mucha ilusión y estoy disfrutando de la ilusión sin abrirlo.

PD2: Y aquí sigo contigo… ¡Me encanta la abundante ilusión de lo que está por llegar!