Ayer fue un día abundante porque tuve tiempo para mi. Y tiempo para mi quiere decir también tiempo para trabajar en lo que me apasiona. Organicé abundantes cosas para Vidaes, aprendí un poco más sobre una plataforma con la que posiblemente comencemos a trabajar. Y tuve mi fantástica reunión diaria con Majo, en la que dejamos abundantes tareas preparadas.

Me enviaron este vídeo maravilloso, que refleja la forma en que las mujeres nos empoderamos y me parecía una forma maravillosa de celebrar el día de la mujer.

Comí unos abundantes espaguetis con tomate casero que yo misma había hecho.
Luego tuve una reunión con unas maravillosas mujeres por algo muy bueno que se está gestando, pero todavía no puedo adelantar nada!
Me di un abundante baño, porque yo lo valgo, y disfruté el lujo de estar conmigo misma, de cuidarme y relajarme…

Me miré en el espejo y vi lo preciosa que soy, y me dediqué un tiempo para decírmelo, como en el vídeo de la mañana.
Y fue un día abundante porque vino mi chico por la tarde y me dio todos los cariños que no me había dado la semana anterior que no estuvimos juntos. Hasta me trajo un regalito! Una preciosa pulsera de plata con piedras de colores. Y besos, y abrazos, y caricias… <3
¡Me fui a dormir sintiéndome la persona más abundante del mundo!
¿Y tu?
¿Como fue tu día abundante?
¡Cuéntanos!
¡Un abrazo inmenso!
Alícia

PD: Cuando estoy en Holanda disfruto la abundancia de tiempo

PD2: Cuando estoy en Madrid disfruto la abundancia de experiencias

PD3: ¡Me encantan ambas!