¡Feliz y abundante día!

Dos días en uno, allá van…

Fue un fin de semana abundante porque fuimos a comprar al mercado, y había abundancia de frutas, verduras, quesos, pescados… Lo disfruto muchísimo y me quiero comprar todo.

Fue un fin de semana abundante porque encontré unas botas chulísimas de piel y estaban requeterebajadas.

Dimos un delicioso y abundante paseo por la ciudad, es una ciudad preciosa y me encanta disfrutarla con este clima impresionante que nos acompaña.

Fue un fin de semana abundante porque compramos muchísimas cosas en Makro, sabiendo que nos alimentarían por muuucho tiempo.

Disfruté de abundante tiempo con Patrick y los gatitos. Muchas risas y cariñitos… <3

Hice un abundante tajin de kefta que nos va a alimentar muuuucho tiempo.

Nos compramos unas bicis y las estrenamos, ¡qué divertido! La mía además, tenía un arañazo pequeñísimo, y sólo por eso me hicieron un 10% de descuento. La bici es una forma genial de viajar, nos sentíamos inmensamente libres, pudiendo ir a cualquier lado sin necesidad de buscar aparcamiento.

Hay abundantes carriles para bicis en la ciudad, y pasan por los lugares más preciosos. Nada más subirme a la bici, me llamó mi familia por Skype y pude hacerles un tour!

Y mi bici es la más bonita del mundo, va como la seda, y no pesa nada!

Ya soy totalmente holandesa (bueno, casi)

Ayer hizo 16 grados, así que se estaba genial, con momentos de sol radiante.

Nos sentamos en una terraza en frente de una catedral impresionante, la catedral de St Johannes, y era gracioso ver nuestras nuevas bicis aparcadas al lado de esa impresionante catedral.

Así que hoy, lunes, estoy lista para una nueva y abundante semana.

¿Y tú?

¡¡¡Comparte tu abundancia!!!

Un abrazo gigante como la catedral de St. Johannes

Alicia

PD: Y en Vidaes hubo mucha vida y movimiento este fin de semana

PD2: Tengo la sensación de que mi corazón cada vez es más graaande