Como siempre, ayer fue un día abundante, y abundante en todo tipo de emociones. Voy a hablar sobre todo de aquellos momentos que me hicieron sentir bien, porque esos son los que quiero ver crecer.

Fue un día abundante de emociones y sensibilidad. Me di cuenta de lo que quiero a ese pequeño espacio de la Avenida Doctor Federico Rubio y Galí,6. Ver el agujero en el techo, y el suelo levantado después de la inundación me partía el alma. Y lo solucioné como lo soluciono todo, con amor. Me di cuenta de que Vidaes es mucho más que el espacio físico en el que habita. Vidaes es un sueño maravilloso que se ha hecho realidad, y que seguirá creciendo y cambiando. Porque, como dice mi chico “El amor es el espacio en el que el cambio es permitido”. Así que tiré de amor incondicional y le puse unas “tiritas” a Vidaes con un mensaje amoroso (el de la imagen). Puse un ambientador, limpié con palo santo y puse un incienso. Todo como una forma simbólica de mimar mi sueño hecho realidad.

Esa abundancia de emociones me hizo darme cuenta de que quiero a Vidaes más que a mi misma, y eso, señores, no puede ser! Así que ya estoy preparada para quererme un poco más, confiar en que todas esos desperfectos se arreglen y que el maravilloso impulso que el equipo, colaboradores y alumnos hemos creado, siga impulsando este oasis de bienestar y felicidad.

También fue un día de abundancia en la cuenta corriente, porque entró dinero que nos ayudará a seguir creciendo.

Fue un día de abundancia de trabajo, porque hicimos un montón de cosas para prepararnos para la semana que nos espera. Johana va a alegrar las vidas de 210 jóvenes y unos 40 adultos con sus talleres de gestión del tiempo e inteligencia emocional. Yo voy a dar unas 6 actividades en distintas empresas de Yoga facial, estiramientos de Yoga, Risoterapia, Reiki, sesiones, etc. unas 150 personas que tendrán su dosis de terremoto Alicia. Y habrá más talleres, así que me sepa de memoria: Berta Álvarez dará un taller de Mindfulness, Laura Tejerina un taller de inteligencia corporal y Pilates, Ana Fernández dará EFT, y unos 15 terapeutas estarán dando sesiones a diestro y siniestro 😉

Así que, si puedes mandarnos buenas vibraciones, nos vendrán muy bien, porque nos espera una semana intensa!

Fue un día abundante en alimentos porque fui a comprar galletitas y chocolate para Vidaes. Y porque me comí un plato delicioso de conejo al ajillo hecho por mi madre.

Fue un día abundante en sol, y eso me encanta porque me hace sentirme bien.

Fue un día abundante en mensajes de cariño de la gente que me quiere, y a la que adoro.

Fue un día abundante porque me doy cuenta de que la vida me mima mucho, y mis días malos de hoy eran mi día a día en el pasado. Cuando veo mi vida con perspectiva me doy cuenta de lo afortunadísima que soy.

Hasta los días regulares tienen abundancia de cosas maravillosas.

¿Y el tuyo?

Cuéntanos!

Un abrazo

Alicia

PD: Creo que el próximo reto serán 100 días de bienestar

PD2: ¿Te parece buena idea?