¡Feliz y abundante día!

Ayer fue un día muy abundante (si eso no es una redundancia)

Fue abundante mi desayuno delicioso

Fue abundante el sol que me acompañó todo el día

Fue abundante Rotterdam y sus edificios locos, todos distintos y con las formas más extravagantes. Incluso hay unos que tienen forma de cubo, pero cubos con los vértices apuntando arriba y abajo, con paredes inclinadas 45º. No sé si viviría allí, sin embargo es una celebración de la abundancia, de creatividad, originalidad, recursos e ingenio. Si no las conoces, échales un vistazo aquí.

Fue abundante el mercado, en Rotterdam (que está a una hora de donde vivo) hay una comunidad de extranjeros muy variada, así que tienen un mercado con frutas, verduras y pescado de todo el mundo. Y como a mi no me gusta comer ni nada…

Celebraban el año nuevo chino, así que nos sorprendieron con un espectáculo de dragones justo debajo de donde estábamos comiendo. Resulta que elegimos el mejor restaurante y la mejor mesa para verlo. Qué casualidad más deliciosa!

Luego fuimos caminando hacia un parque donde celebraban el año nuevo chino, con abundantes puestos de comida loca (saltamontes en un pincho), actuaciones impresionantes de la comunidad china de Rotterdam y mucha gente deseando experimentar un poco más de la cultura china, celebrando su año nuevo.

Fue un día abundante, me encanta todo lo que estoy descubriendo aquí ¡y ni siquiera me molesta el frío!

¿Y tú?

¿Cómo fue tu día?

Un abrazo

Alicia

PD: Me encanta la abundancia que me proporciona vivir en un nuevo lugar, con nuevas costumbres

PD2: Y llevaré toda esta abundancia a España, puesto que no puedo llevar la lluvia… 😉